Tips que puedes seguir para disfrutar las fiestas

01 Diciembre 2015

El compartir en familia en esas fechas, la cena de Navidad y Año Nuevo, son momentos maravillosos que esperamos a lo largo del año, sin embargo no hay que olvidar que pueden provocar un desajuste en la dieta. Nosotros, las personas con diabetes debemos evitar en la mayor medida de lo posible estos desajustes.

Para disfrutar de estas fechas, sin poner en riesgo la salud, compartimos una serie de consejos sobre qué comer en estos días y los alimentos que debemos evitar:

  1. El clásico pavo, pollo o lechón al horno es infaltable en la cena navideña; pero al elaborarlo deben tener en cuenta el aderezo. Las especies, endulzantes o colorantes deben consumirse solo en pequeñas porciones.
  2. Tener en cuenta un solo carbohidrato. La mezcla de estos por más mínima que sea la porción, puede aumentar la grasa corporal indirectamente. Alimentos como la papa, camote hervido o una porción de arroz ayudan a que el cuerpo absorba la energía necesaria y natural pero sin exagerar.
  3. Para disfrutar de la clásica chocolatada, se recomienda endulzar con stevia y utilizar leche descremada así como también chocolate con un alto porcentaje de cacao el cual no tiene grasa considerada dañina para la salud.
  4. El panetón o panes navideños cuenta con muchas calorías, lo mejor sería reemplazarlo por otro postre, que contenga poco azúcar o especialmente preparado para diabéticos.
  5. El brindis en Nochebuena y año nuevo no puede faltar, las bebidas alcohólicas no son recomendables pero hay excepciones sobre todo  si hay autorización del médico. Podríamos tomar un vino tinto seco o también champagne (sin azúcar), todo en pocas cantidades y después del primer plato. Esto dependerá si controla adecuadamente la diabetes.
  6. Evitar las frutas enlatadas, jugos naturales y envasados. También las gaseosas, galletas y chocolates. En su reemplazo pueden consumir infusiones, agua e incluso café pero sin azúcar.
  7. Y si gustan de postres para después de la cena y disfrutarlos con los pequeños de la casa, se recomienda consumir gelatina sin azúcar y no excederse con más de tres frutas al día.

Hay que tener en cuenta que aparte de la alimentación, un paso importante es el automonitoreo. Una persona diabética que realiza esta actividad tiene un mejor control de la enfermedad, mejor estilo de vida y tratamiento, que las personas que no lo hacen.

Actualmente medir los niveles de glucosa es más fácil, sencillo y discreto, puesto que existen glucómetros que pueden tomar una pequeña gota de sangre del dedo, 3 a 5 veces al día si es Diabetes tipo 1 y 1 a 2 veces si es Diabetes tipo 2, y en cinco segundos obtener los resultados.

De todas formas, recuerda siempre en las fiestas navideñas que es preferible que las personas con diabetes nos realicemos nuestro automonitoreo antes y después de la cena para verificar el nivel de glucosa en la sangre.

A disfrutar del año nuevo!